Antes que lo interrogue, García desató guerra contra el fiscal Pérez

Cara a cara. Mañana Pérez Gómez interroga a García Pérez, quien con apoyo del aprofujimorismo y del fiscal Chávarry ha desatado una serie de acciones para afectar el trabajo del fiscal que lo investiga por el Metro de Lima y aportes de Odebrecht.
El fiscal anticorrupción José Domingo Pérez Gómez interrogará mañana (10:00 a.m.) al expresidente Alan García por el caso de la Línea 1 del Metro de Lima. Pese a que desde su cuenta de Twitter el exmandatario aprista dice no temer a la investigación, la intensa campaña política y judicial desplegada contra el citado fiscal demuestra lo contrario.

En la arremetida contra el fiscal anticorrupción, García se ha valido del fujimorismo y del mismo fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, quien se mantiene en el cargo con el blindaje de los fujimoristas y apristas en el Congreso.
No es casualidad que Chávarry, cuyo abogado Julio Rodríguez también defiende al aprista Miguel Atala Herrera (implicado en el caso Metro de Lima), haya dispuesto el lunes que la Oficina Desconcentrada de Control Interno del Ministerio Público revise la situación del fiscal Pérez Gómez por sus declaraciones en México, en las que se refirió a los terroristas de Sendero Luminoso y el MRTA como “guerrillas”.

Antes de eso, por el mismo caso, el aprista Jorge del Castillo, en su calidad de presidente de la Comisión de Defensa del Congreso, pidió que se cite a Pérez Gómez para que responda por presunta apología al terrorismo.

Con el apoyo de ocho fujimoristas, se acordó citar al fiscal el 18 de octubre. En esa sesión no faltaron los agravios y cuestionamientos de apristas y fujimoristas contra el fiscal.
Después de que el juez Richard Concepción Carhuancho dictó 36 meses de prisión preventiva contra Keiko Fujimori, el fiscal Pérez Gómez manifestó que lo mostrado en las diligencias “debe llamar a la reflexión sobre la continuidad del fiscal de la Nación”, quien fue vinculado a la banda “Los Cuellos Blancos del Puerto”.

En respuesta, Chávarry dijo que el fiscal Pérez tiene un interés político coordinado con el gobierno y “su interés es tapar la investigación del caso Chinchero”, del que después lo removería.

De inmediato, Alan García utilizó lo dicho por Pedro Chávarry para cuestionar al fiscal Pérez Gómez, tratando de llevar la actuación de quien luego lo va a interrogar y lo viene investigando a una situación de interés político, llegando a deslizar la posibilidad de un golpe de Estado.

“El Fiscal de la Nación denuncia que el fiscal Perez tiene interés político coordinado con el gobierno. Se ha politizado la justicia. ¿Es un Golpe de Estado?”, escribió el expresidente.

El último de los intentos por afectar a Pérez estuvo a cargo de la fujimorista Rosa Bartra, quien a última hora desistió de denunciarlo junto a Concepción Carhuancho, por decir que en casa de Silva Checa encontraron documentos de la comisión Lava Jato.

Sin embargo, antes de que anuncie que no realizará la denuncia, el aprista Mauricio Mulder informó que su bancada iba a apoyar la denuncia de Bartra contra Pérez Gómez y Concepción Carhuancho.

No lo quieren
García se esfuerza en tratar de demostrar que no le afectan las investigaciones, pero siempre ha tratado de evitar que lo investigue Pérez Gómez.

En el caso del presunto ingreso de dinero de Odebrecht al Partido Aprista en la campaña del 2006, la defensa de Alan García pidió que se aparte del caso al fiscal Pérez.

Sin embargo, primero el fiscal superior Rafael Vela rechazó ese pedido y luego la Segunda Fiscalía Suprema en lo Penal, a cargo de Bersabeth Revilla, confirmó esa decisión.

En el caso de la Línea 1 del Metro de Lima, el gobierno de García favoreció a Odebrecht en licitaciones a cambio de coimas por U$ 8,1 millones, por lo que están recluidos Jorge Cuba y Edwin Luyo.

You May Also Like