Carencia de personal dificulta la labor de los fiscales

Los equipos especializados de los diferentes distritos fiscales de todo norte del país carecen de asistentes en la función, lo que general una gran carga para los representantes del MP, quienes se encargan de investigar a grupos organizados

A pesar de los esfuerzos en conjunto que realiza el Ministerio Público y la Policía Nacional, la lucha contra la criminalidad organizada se ve afectada con la falta de personal en la Fiscalía, situación que se repite en todos los distritos fiscales del norte del país.

LA LIBERTAD

La Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Organizada (Fecor) La Libertad cuenta con 16 fiscales distribuidos en cuatro despachos. Cada uno está conformado por un fiscal provincial, tres fiscales adjuntos y un asistente en función fiscal.

Según la fiscal coordinadora de la Fecor en esta región, Jennifer Ludeña Meléndez, la mayor carencia dentro de los despachos de esta fiscalía especializada es de asistentes que los apoyen.

“Un solo fiscal, a veces, necesita hacer cruce de información y trabajar un caso en el que tienes involucrados a más de veinte personas, por toda la información que te llega de las empresas de telefonía, de las entidades bancarias, por el levantamiento del secreto bancario (…) Ya desde la investigación preparatoria el fiscal prácticamente lo trabaja solo el caso; entonces, por eso se nos dificulta y ahí es la necesidad de contar con mayor número de asistentes”, manifestó.

La representante del Ministerio Público considera que se debería designar por lo menos a unos ocho asistentes más para los cuatro despachos de este distrito fiscal.

Además, se debería habilitar una mesa de partes en el primer piso que ocupan en la sede de la urbanización Natasha Alta, para que se encargue de la recepción de los documentos, sobre todo por un tema de seguridad.

Ludeña Meléndez indicó que también se necesitaría de especialistas como contadores, ingenieros informáticos, entre otros; además de personal administrativo.

Actualmente, la Fecor La Libertad tiene 9 casos en juicio oral y otros 30 casos en investigaciones en etapa de investigación preliminar.

Sumado a ello, estas fiscalías especializadas también tienen a su cargo las investigaciones por el delito de trata de personas.

En lo que va del año, la Policía y Fiscalía han desarticulado tres organizaciones criminales: “Los secuestradores del norte”, “Los causas siempre activos”, y “La alianza del valle 2”.

TUMBES

La Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Organizada (Fecor) Tumbes tiene una alta carga procesal, por lo que necesita incrementar la cifra de fiscales provinciales, así como sus asistentes, para atender los cientos de casos que se reportan.

La Fecor de esta parte del país, que opera desde 2015, funciona en un ambiente pequeño, que resulta incómodo para el personal fiscal y administrativo, incluso para los colaboradores eficaces.

Actualmente, esta unidad especializada del Ministerio Público cuenta con dos fiscales provinciales, cuatro fiscales adjuntos y dos administrativos. Ante el incremento del casos, la Fecor de Tumbes necesita un fiscal provincial más, aumentar dos adjuntos y un administrativo.

Pese a las limitaciones, la Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Organizada ha logrado desactivar a seis peligrosas organizaciones criminales de Tumbes, desde el 2015 al 2019.

Varios de los presuntos integrantes están cumpliendo prisión preventiva en penales de alta seguridad del país.

Entre las bandas delincuenciales que han sido desarticuladas figuran “Los Pollos” de Tumbes, “Los Chivitos de Campo Amor”, “Los Perros Flacos”, “Los Bolongos”. Estos tres últimos operaban en la provincia de Zarumilla.

En octubre de 2018, la Fiscalía y la Policía desbarataron la organización “Los Piratas de Puerto Pizarro”, y en abril de este año a “Los New Kids de la 28”, de Aguas Verdes.

La Fecor informó que entre todas están agrupaciones criminales más de 70 personas, entre hombres y mujeres, están con medida restrictiva de la libertad. Algunos de ellos están en los penales de Cochamarca (Pasco), Puerto Pizarro (Tumbes), Ancón I y Santa Mónica (Lima).

PIURA

La Fiscalía de Crimen Organizado de Piura está conformada por 11 fiscales; 4 provinciales y 7 fiscales adjuntos; se espera que la Fiscalía de la Nación asigne al fiscal adjunto faltante para así completar el equipo.

El principal problema para las investigaciones es la falta de software para la transcripción de las interceptaciones telefónicas.

La presidenta de la Junta de Fiscales de Piura, Sofía Milla Meza, señaló que los fiscales a cargo de investigar las bandas criminales organizadas son los suficientes.

“No hay carencia de fiscales y es el número que se requiere. Ellos están trabajando de acuerdo a los requerimientos que tienen”, precisó Milla Meza.

Cada fiscal de crimen organizado tiene a cargo un caso emblemático, sumado a la carga que tienen en cada despacho. En los últimos meses, en Piura, se han presentado hasta 12 casos emblemáticos de organizaciones dedicadas a este delito.

Las investigaciones de crimen organizado requieren de hasta 36 meses para recabar las pruebas y pericias.

Para la presidenta de la Junta de Fiscales lo más factible es que el Estado invierta en elementos que permitan facilitar el trabajo de las pericias y acortar el tiempo de las investigaciones.

Indicó que en ocasiones las pericias deben enviarse a Lima y eso dilata el proceso. Para ella, los fiscales deberían formular las acusaciones en el menor tiempo para que las personas que han sido detenidas, en este proceso, también puedan hacer una defensa eficaz de sus derechos.

“En la mayoría de casos deben ejecutarse pericias de voz que se realizan a nivel nacional y en el país solo existe un centro de pericias de la Policía, que hasta la fecha suman 4,000 pedidos de pericias; muchas veces esto dificulta las investigaciones”, sostuvo la fiscal superior.

Para Milla Meza, no existe déficit de fiscales de crimen organizado en esta región y el único problema en las investigaciones es no contar con modernos software para realizar la transcripción de audio a texto.

LAMBAYEQUE

La región Lambayeque la Fiscalía Especializada Contra la Criminalidad Organizada (Fecor) fue creada el 13 de marzo del 2016 para investigar y desarticular a las más grandes redes criminales inmersas en diversos delitos como asociación ilícita para delinquir, extorsión, sicariato, marcaje, reglaje, entre otros.

Actualmente, el Ministerio Público de Chiclayo cuenta con 12 fiscales de la Fecor en tres despachos, y cada uno está dirigido por un provincial y tres adjuntos. Pero ello no abastece para realizar una ardua investigación y lograr en poco tiempo las condenas efectivas de los criminales.

El fiscal Juan Carrasco Millones informó que se requieren aproximadamente unos 8 profesionales más para encargarse de algunos casos.

“Pese a que somos 12 fiscales, desde que se creó la Fecor hemos desarticulado 12 organizaciones criminales peligrosas en tan solo tres años, que cometían una serie de delitos, entre ellas tenemos ‘La Hermandad y Empresarios del Norte’, ‘Las Rocas’, ‘Los Charlyz de Fanny Abanto’, “’Los Zanja Honda’, ‘Los Sicarios del Norte’, ‘Los Sicarios de la Victoria’, ‘Los Temerarios del Crimen’, ‘El Gran Chaparral’, ‘Los Malditos del Cono Sur’, “’Los 80 Vacas’, ‘Los Marcas de Chocano’ y ‘Los Falsos de Las Detracciones’”, sostuvo.

CHIMBOTE

Por la complejidad de los casos que conoce, la Fiscalía contra la Criminalidad Organizada (Fecor) del Santa, requiere, como mínimo, un despacho fiscal más, que a su vez estén ocupados por un fiscal provincial y dos adjuntos.

Además, se requieren por lo menos diez asistentes y un notificador que se encargue del transporte de documentos, exclusivamente de esta fiscalía.

Actualmente, Fercor del Santa labora con dos fiscales provinciales y cuatro adjuntos, así como cuatro asistentes de función fiscal y un personal administivo.

De acuerdo al reporte de la Fiscalía del Santa, Fecor consiguió durante todo el 2018 que el Poder Judicial dice 154 medidas de prisión preventiva para personas acusadas de formar parte de organizaciones criminales.

Las pesquisas que tiene Fecor son todas complejas, por la cantidad de investigados, delitos que se investigan; por lo tanto, casi siempre se hacen uso de los 36 meses de plazo de investigación que estipula la ley.

Algunas de las organizaciones criminales investigadas actualmente en este distrito fiscal son “Los chacales del desierto”, “Los intocables de Chimbote”, “Los pistoleros de Casma”, “Los Orellanitas”, “Los Encapuchados de Casma”, entre otras.

F.elcorreo