“El fujimorismo busca una venganza contra Vizcarra”

“El fujimorismo busca una venganza contra Vizcarra”

22 septiembre, 2018 0 Por Prensa

El fujimorismo tiene “un plan B” para seguir desestabilizando políticamente al gobierno del presidente de la Republica, Martin Vizcarra, afirmó el vocero alterno del Frente Amplio (FA), Hernando Cevallos, quien opinó que la aprobación de la cuestión de confianza de las reformas políticas y judiciales del último miércoles “no significan un allanamiento o sometimiento” de la bancada de Fuerza Popular al Ejecutivo.

Según el legislador, las recientes declaraciones de la lideresa de FP, Keiko Fujimori, de que “se dejó en libertad de conciencia” a los 62 congresistas de su bancada para votar por la cuestión de confianza, esconden las verdaderas intenciones de este grupo político.

Señaló que esas intenciones van desde esperar a que Tribunal Constitucional (TC) se pronuncie sobre la posibilidad que tiene el presidente Vizcarra de disolver el Congreso ante un segundo pedido de confianza, así como frustrar el referéndum con la aprobación de esas cuatro reformas o procesar las denuncias que existen contra el jefe de Estado en el Congreso.

“Hay un plan B y eso es absoluto, porque ellos tienen varios cálculos en carpeta. No es que se hayan allanado y dejen que las cosas trascurran espontáneamente. Lo que les preocupa es retomar la iniciativa y ofensiva política. Van a tratar de jaquear o acorralar de nuevo al jefe de Estado”, explicó.

Hernando Cevallos señaló que esto se haría a través de una posible sentencia del TC, que le impediría a Vizcarra disolver el Congreso, o frustrando el referéndum mediante la aprobación de las reformas políticas en dos legislaturas, sin que se llegue a realizar la consulta popular; o, por último, al procesar las denuncias que existen contra Vizcarra en el caso Chinchero.

Para el legislador, es absolutamente evidente que la votación diferenciada que presentó Fuerza Popular en el Congreso el último miércoles no fue de “producto de lo espontaneo” sino de una votación calculada.

“Esto, porque no creo que deje a la espontaneidad de sus integrantes una votación tan importante como es una cuestión de confianza, que puede derivar en una disolución del Congreso”, señaló.

Consideró que Fuerza Popular siempre calcula su votación y, en este caso, debe haber sido conversado previamente para votar así (unos a favor y otros en contra de la confianza).

Se lavan la cara

Para el analista político Fernando Rospigliosi, ese voto diferenciado del fujimorismo en la cuestión de confianza “no fue casual”, sino se habría debido a que FP no quería perder el poder que ostenta en el Legislativo con un posible cierre del Congreso de parte de Vizcarra.

“Ellos, o alguien, decidió respaldar al Gobierno para evitar el cierre del Congreso. El hecho de que algunos hayan votado en contra no cambia eso. Lo único que representa es una votación simbólica para lavarse la cara. Ellos (Fuerza Popular) no querían perder su poder ni sus curules, o su mayoría”, anotó.

Para Rospigliosi era claro que FP no podía votar de manera conjunta o colegiada, porque al hacerlo hubiera demostrado “debilidad” frente al Ejecutivo.

“Es claro que tienen miedo, pero igual han quedado derrotados. Ellos dijeron durante mucho tiempo que no tenían temor a que se cierre el Congreso, pero queda en evidencia que sí tienen temor”, dijo.

El analista explicó que ese temor se debe a que, si actualmente se van a nuevas elecciones de congresistas, no van a obtener esa mayoría aplastante que obtuvieron en las elecciones del 2016.

Sin garantías

De otro lado, el congresista Juan Sheput (Peruanos por el Kambio) adelantó que no existe nada que garantice que el fujimorismo pueda cumplir con su compromiso de llevar adelante los pasos para lograr el referéndum. Con ello deja abierta la posibilidad de que Fuerza Popular pueda patear el tablero en cualquier momento.

“El fujimorismo no quería el referéndum, nunca lo quiso porque podría significar una derrota política para ellos. No hay nada que obligue a un referéndum en lo que aprobaron los portavoces”, señaló el legislador, en declaraciones a una emisora local.